Cómo hacer un buen saque y evitar los errores más comunes

NOTICIAS

El saque es vital para empezar con buen pie un partido. Muchos sin pensarlo, le damos mucha potencia y descuidamos la colocación, y este es uno de los errores más frecuentes. En cambio, si realizas un saque flojo, hará que nos mostremos débiles de cara a nuestros contrincantes. Si seguimos esta línea, la devolución de la pelota tendrá garantías de subir al casillero.

La clave del éxito va a residir en tu capacidad que tengas para variar el saque y tratar de sorprender a tu rival. Y aquí aparecen tres posibles direcciones: hacia la línea central, la pared lateral o los pies del oponente.

Aquí te dejamos los dos tipos de saque:

1- Cortado, que requiere un golpe de nivel mayor y difícil de ejecutar. Aquí la pelota queda casi sin bote y muerta.

2- Plano, es el más sencillo. Consiste en pegar recto a la bola como si trazásemos una línea recta.

Una vez expuesto esto, vamos a resumir los errores más frecuentes:

  • Golpear la pelota por encima de la cintura, error de reglamento.
  • Pisar o rebasar la línea de saque.
  • Tirar solo de la muñeca, ni hay que dejar de lado ni el brazo ni el cuerpo.
  • No acompañar el golpeo de la pelota con todo el cuerpo.