LESIONES DE RODILLA EN PÁDEL

NOTICIAS
Aunque el pádel es un deporte muy completo en el que se trabaja todo el cuerpo, es el tren inferior el que “sufre” gran parte del esfuerzo.

Los saltos, los cambios de dirección, las paradas en seco… estos movimientos hacen que las lesiones de rodilla sean de las más frecuentes entre quienes practican este deporte.

Son muchos los factores que pueden producir una lesión en la rodilla, pero desde el International Padel Experience by Madison queremos destacar algunos de los más habituales:

Calzado inadecuado: como en todos los deportes, en el pádel es muy importante contar con un buen calzado que nos proteja durante la práctica deportiva. En muchos casos, una buena zapatilla se convertirá en nuestro mejor aliado a la hora de evitar problemas de rodillas.

Falta de calentamiento y estiramiento: Siempre que hablamos de lesiones insistimos en este aspecto. Dedicar un tiempo adecuado a ejercicios de calentamiento que preparen a nuestro cuerpo para el esfuerzo que va a realizar y realizar un estiramiento adecuado que nos ayude a recuperarnos tras el ejercicio es fundamental a la hora de evitar lesiones indeseadas.

Realizar sobreesfuerzos: tenemos que ser conscientes de nuestra situación personal en cada momento y no realizar ejercicios o actividades a un nivel inadecuado para nosotros, ya que con esto podremos sobrecargar la zona y forzar hasta provocar una lesión.

Además, deberemos prestar atención a aquellas características individuales que puedan producir problemas en la rodilla (alineación, mala pisada…).

El síntoma más claro de una posible lesión en la rodilla es la aparición de dolor en la zona. Por eso, ante una molestia en la rodilla la mejor respuesta será parar la actividad y, en caso de que la molestia persista en el tiempo o vuelva a aparecer al retomar el ejercicio físico, lo mejor será consultar con un especialista que diagnostique el grado de la lesión.