¿Cómo ayudan las pistas indoor a la internacionalización del pádel?

NOTICIAS
Que el pádel continúa su vertiginoso crecimiento es un hecho. Cada vez son más los países que se suman a la moda del deporte más adictivo. Tras consolidarse en Argentina y España, principales potencias del circuito internacional, hay un factor clave que explica cómo las palas han conseguido penetrar en países radicalmente opuestos. Gran Bretaña o Suecia son buenos ejemplos de ello, y es ahí dónde reside la importancia de las pistas indoor. El International Padel Experience adidas by Madison prepara su llegada a Birmingham, pero no es casualidad que el destino escogido sea esta céntrica ciudad del Reino Unido. Las pistas de Padel Nation son el único centro indoor fuera de Londres de las islas británicas, donde la pluviosa climatología impediría la disputa de partidos al descubierto. Los centros con pistas indoor, por lo general, suelen apostar por convertir el deporte en un acto social. Andreas Johansson, jugador sueco, confesaba a Padel Addict la situación del pádel en su país. Johansson explicaba que una de las principales diferencias con España reside en la concepción que se tiene de jugar con los amigos. "En España es un deporte muy social, pasas unas 3 horas o 3 horas y media en el club pasando el rato con los amigos. En Suecia todos están tan estresados con los horarios y dejas el club 5 minutos después de que termines". El pádel trasciende al plano deportivo. Implica la previa y el post partido. De ahí que el IPE adidas by Madison seleccione centros en los que sí se concibe esa experiencia. Con la internacionalización del pádel como objetivo principal, a buen seguro gran parte de responsabilidad de que se consiga año tras año reside en los centros que lo conciben tal y como nosotros lo entendemos: la experiencia de socializar a través del deporte más adictivo.