Desde 2016 hasta la actualidad, descubre la intrahistoria del Dublin Open

NOTICIAS

Fue un 6 de mayo de 2016 cuando las puertas del Rockbrook Padel Club de Dublín se abrieron para acoger el mejor pádel amateur en Irlanda. Esa parada nos dejó un sabor español. Desde los hermanos Cabello dentro de la organización (Joe- presidente de la Federación- Jesús y Álvaro) hasta los jugadores que se inscribieron. De esta forma se demostró que el deporte de moda en España tenía un futuro prometedor en esas tierras.

Un hecho histórico que se celebró ese mismo año fue el torneo júnior que se disputó durante un día y que permitió a las jóvenes promesas que exhibieran sus grandes cualidades.

Eso demostró que Dublín sería una apuesta segura para próximos torneos, pues la buena organización y el ambiente que se creó intuía la proyección ascendente que tomaría este deporte en un futuro.

El segundo año del circuíto reflejó que el pádel se había convertido en el deporte de moda. El Bushy Park Padel and Tennis Club recibió a más de 160 jugadores procedentes de todo el continente europeo. Tanto es así, que cerraron los cuadros con más de 80 parejas, reunidas en categoría kids, masculina y femenina. Esa temporada la categoría kids tuvo muy buena acogida con más de 25 parejas.

La capital irlandesa se convirtió en la capital mundial del pádel más internacional, y ofreció a los participantes, además de una gran experiencia deportiva, la posibilidad de adentrarse en una ciudad llena de historia.

2018 acogió de nuevo el Dublin Open. Esta vez cerraron el torneo con un total de 50 parejas, sin contar en este caso la categoría Kids. Las pistas de Bushy Park disfrutaron un año más del mejor padel amateur, del buen ambiente y del buen juego.

Cuatro años después el International Padel Experience by Madison vuelve a uno de los escenarios más consolidados del torneo. El pádel sigue creciendo y Dublín continúa siendo sede de visita obligada. El Bushy Park Padel and Tennis Club abrirá sus puertas para disfrutar del deporte de moda. ¡Os esperamos a todos, pádel lovers!