Descubre las diferencias entre una pelota de pádel y una de tenis

NOTICIAS

Cuando circuitos como el International Padel Experience nos atrapan, el deseo de jugar al pádel es muy difícil que desaparezca. Un deporte que se ha convertido en el segundo más practicado en España y que ha desbancado al tenis, con el que existen algunas diferencias.

La primera de todas, es la pista. Mucho más pequeña que la del tenis y con paredes de cristal o un muro rodeándola. La segunda, la pala. En pádel cuenta con agujeros pero en tenis tiene cuerdas.

Lo único que no se aprecia son las pelotas. A simple vista no muestran ninguna diferencia. Pero sí las hay.

Lo primero es el diámetro. La pelota de tenis tiene uno mayor a 6,35 cm y menos de 6,67, mientras que la de pádel tiene que ser mayor de 6,35 cm y menos de 6,77 cm.

Por otro lado, el peso de la de pádel oscila entre los 56 y 59,5 gramos, mientras que la de tenias pesa entre 56,7 y 58,5 gramos.

Otra diferencia se sitúa en la presión de cada una. La de pádel es menor, por lo que el juego es más lento y el bote menor. Esta debe tener una presión interna entre 4,6 y 5,3 Kg. En tenis tienen que tener una caraga de 8,165 Kg por cada 2,54 cm2.

El rebote también diferencia cada una de las pelotas. La de tenis tiene que tenerlo entre 135 y 145 cm al dejarla caer sobre una superficie, mientras que en el pádel el rebote debe de estar comprendido entre 135 y 147cm.